lunes, 26 de septiembre de 2016

Renace rivalidad de habrhan ante américa

A los Pumas les encanta la idea de tratar de echar a perder los festejos del Centenario del América.

Con todo y su escasa experiencia en el futbol mexicano, el español Abraham González apuntó que a un rival como las Águilas se le debe ganar en cualquier escenario, pero no lo consideró una revancha de lo que ocurrió hace 10 días, ya que esa será debe ser en la Liga.

"Al margen de que es amistoso, está claro que un Pumas-América siempre es un partido especial, está claro que vamos a ir a ganar, queremos ganarlo, queremos mejorar día a día, y es una oportunidad bonita", apuntó González.

"Un Pumas-América es importante siempre, queremos ganar sí o sí para darle una alegría a la afición. No es lo mismo ganarles en Liga que en este partido, pero lo iremos a ganar seguro. Es un partido bonito de jugar".

Los felinos viajarán este jueves a Los Ángeles donde enfrentarán al América el sábado en un juego amistoso en el marco de los 100 años de las Águilas.

El mediocampista reconoció que ya se ve complejo en la Liga aspirar a quitarle a Tijuana el liderato general, pero la aspiración es quedar entre los mejores cuatro lugares para la Liguilla. Al momento el conjunto universitario está en la cuarta posición.

Indicó que el empuje que necesita Pumas para reflejar su nivel de juego es hilvanar dos victorias al menos, lo cual significaría ganar por fin como visitante.

"Encadenar dos victorias seguidas, en casa y fuera, es lo que nos falta para afianzarnos. Creo que sería importante, ya no sólo el play-off (Liguilla), yo soy más ambicioso y creo que entre los cuatro primeros tendríamos que quedar, sobre todo para en la primera eliminatoria tener un factor en casa a favor, que es importante. Uno de nuestros objetivos sería ese, quedar entre los cuatro primeros", apuntó.

Mencionó que una de las claves principales para tener por ahora un cuarto lugar general es un vestidor sano, de gran ambiente al llevarse casi como una familia.

Por Luis Homero Echeverría