lunes, 12 de septiembre de 2016

Pocos podrán olvidar aquel desafortunado resbalón d

Barcelona vs Celtic por Internet

Brendan Rodgers - Luis Suárez, una pareja que hizo las delicias de los aficionados reds

Pocos podrán olvidar aquel desafortunado resbalón de Steven Gerrard. Una desdicha que, con el paso del tiempo, podemos catalogar como la culpable de que el Liverpool perdiera aquella Premier que rozaba con la yema de los dedos en la temporada 2013/14. Los de Brendan Rodgers, liderados por Gerrard y Luis Suárez, se postularon como candidatos al título con el paso de las jornadas. Encontró en el contragolpe su mejor arma para convertirse uno de los equipos más peligrosos del torneo. Lo que parecía un espejismo poco a poco se fue convirtiendo en una realidad hasta el punto de ser considerado el virtual campeón en la jornada 34 tras derrotar al Manchester City en Anfield (3-2). Aun así, quedaba un último escollo: el Chelsea de José Mourinho. Tres puntos que podían considerarse como el golpe definitivo. Los reds, eso sí, tuvieron que superar a un Norwich necesitado previamente en un partido agónico (2-3).

Con un estadio entregado a los suyos, los de Brendan Rodgers sucumbieron por 0-2 en un partido en el que no fueron precisamente inferiores. Los errores decantaron a favor de los blues, que se vieron con opciones de pelear el título hasta el final estando tan solo a 2 puntos de Manchester City y Liverpool (el 6-3 cosechado en el Etihad Stadium decantaba la balanza en la cabeza de la competición). Un protagonista inesperado cambió por completo el rumbo de la Premier a falta de dos jornadas para el desenlace de la misma. Los de Pellegrini no fallaron en Goodison Park (2-3) ni en casa ante el West Ham (2-0) y certificaron un título que parecía habérseles escapado al caer derrotados en Anfield.