viernes, 23 de septiembre de 2016

Marcelo barovero Obligados a derrotar al jaguares de Chiapas.

Después de haber recibido al américa en la jornada 10 a media semana, el portero Marcelo barovero, hablo con la prensa sobre el partido con el conjunto capitalino, y comento que pudo haber sido para cualquiera de los dos, además de estar haciendo un balance de la primera parte del torneo para el Necaxa.

"Yo creo que el empate en líneas generales estuvo bien, todo lo que permita sumar es positivo en ésta parte del torneo, el partido fue abierto, de la misma manera que el empate fue justo si alguno de los dos lo ganaba también lo habría sido. Vamos por buen camino pero falta mucho, tenemos todavía mucho para dar y demostrar, creo que tenemos el potencial para hacer aún mejor las cosas pero en líneas generales es bueno" comentó.


También, el portero argentino fue cuestionado sobre la necesidad que tiene el Necaxa en el próximo partido visitando a Chiapas, equipo que está situado en el fondo de la tabla general y porcentual, y que recienta estreno el cuerpo técnico liderado por Sergio turno y que llega después de empatar a cero con el león.

"La obligación siempre está, todos la sentimos, los 18 equipos y ellos también están en una situación incómoda, pero nos dedicamos a hacer lo nuestro, siempre saldremos a buscar los tres puntos, en partidos anteriores cuando nos tocó traer una unidad la sensación fue de impotencia por qué podíamos hacer algo más, vamos con la misma mentalidad, de querer despegarnos de una vez por todas de la situación límite en la que estamos" declaró.

Para finalizar, el guardameta sudamericano comento sobre la cantidad de entrenador que están siendo cesados en lo que va del apertura 2016, y dijo que estos sede ve a la presión de los directivos por tener buenos resultados en un muy corto tiempo.

"Creo que tampoco hay mucha urgencia de resultados en el sentido de que al tener una liguilla no es una obligación estar en los primeros puestos y creo que hasta la última fecha casi todos los equipos tienen chances, pero están todos metidos (los directivos) en el ritmo que está el mundo en general de querer conseguir todo rápido" finalizó