viernes, 26 de agosto de 2016

Corona recuerdo cuando era balinero en el atlas.


El estadio Jalisco, la cancha donde jugaran este sábado contra el atlas, y son muchos los recuerdos para el portero de cruz azul, corona, pues además de que jugo con el atlas, también en ese campo aprendió mucho de lo que hoy sabe bajo la portería, mientras era velonero cuando tenía apenas 13 años.

“Iba al estadio de balonero y siempre agarraba la parte de la portería y me fijaba en los movimientos que hacía y él (Oswaldo Sánchez), me conocía porque yo era arquero de infantiles de Atlas, y él se acuerda cuando entrenábamos todos los arqueros”.

Jesús corona, quien debuto y se formó como portero en la primera división con los rojinegros, recordó las tardes cuando la daban la oportunidad de estar en la cancha, pero no lo hacía tanto por andar persiguiendo un balón, si no para mirar y aprender de los movimientos del portero Oswaldo Sánchez y erubey cabuto.

“Mi obligación era pasar los balones pero a mí se me fue y me dejé llevar por la emoción de estar en la cancha y me senté delante de los anuncios y me pedían el balón, y yo estaba viendo la cancha… pero no iba tanto por pasar los balones sino a ver a los jugadores.

“Iba a ver al equipo, aparte que disfrutaba ver el futbol… no tanto por pasar el balón era más por ver el partido. Aprovechaba porque me daban oportunidad de ir a cancha.

“No solamente ver al de mi club, en este caso a Oswaldo o a Erubey, sino también al del equipo rival”, apuntó Corona en entrevista para Mediotiempo, donde señaló que también aprendió de rivales de la talla de exseleccionados nacionales como Jorge Campos y el Conejo Pérez.

“Varios arqueros, uno de ellos Oswaldo, al que yo seguía bastante, y yo se lo he dicho, a él, a Jorge Campos me tocó observarlo, el Conejo, Adolfo Ríos, una buena camada, Siboldi también me tocó observarlo”.

De los dos porteros, corona aprendió un poco de cada uno mientras él se formaba en las fuerzas básicas del club y correteaba pelotas en el Jalisco, el portero comento que está ahorita en los equipos que ha estado busca tener su sello propio.

“Uno los observa, simplemente las posiciones, cómo se colocaban, pero siempre trate de marcar mi propio estilo, a lo mejor traigo algo de cada uno de todos los que vi, pero siempre trato de imponer mi propio estilo”.

“Al final de cuentas me pude encontrar con Oswaldo en Selección Nacional, él recuerda también el momento que yo llegaba, tenía 12 o 13 años y él pues ya había debutado, son buenos recuerdos.

“La verdad le guardo un gran cariño a esos momentos, a todas las situaciones que viví, a todo el proceso, a todos los entrenadores y me quedo con esos recuerdos”.