viernes, 29 de julio de 2016

Ricardo reyes motivado por jugar en la liga mx

El debut se le complicó, pero finalmente a los 25 años Luis Ricardo Reyes vive las mieles de la Primera División.

Con dos duelos en la Liga MX y tras picar piedra en equipos de Segunda División y del Ascenso MX, el "Hueso" tomó a su familia como motivación justo después de que Atlas lo repatrió tras ser observado por el departamento de inteligencia deportiva.

"Sabía que era una última oportunidad, a pesar de mi edad, vine y le agradé al 'Profe' Cruz. Estuvimos varios días, el primer día me citó con el primer equipo y sabía que era una oportunidad de oro que no podía dejar pasar", comentó Reyes a METRO.

¿En que momento te diste cuenta de las visorias de la inteligencia deportiva del Atlas?
"El día que fuimos campeones (de Liga, con el Tampico Madero), Severiano (García) bajó a la cancha y nos comentó a todos los que estábamos del Atlas, éramos cuatro, que teníamos que venir a las pruebas, que el 'Profe' quería vernos y, gracias a Dios, me citaron al primer equipo".

¿Lloraste?
"Sí, me dio mucha emoción. Aparte me da la noticia y a espaldas de él estaban mi esposa y mi hija, lo primero que hice fue voltear a verlas".

¿Cómo fueron los días previos a las pruebas?
"Tenía mucha ambición, estaba desesperado porque después de la Final de ascenso (contra la UAEM) tuve una semana en la cuál me preparé, sabía que tenía que llegar preparado y era ansiedad de estar acá y era morirse en la cancha".

¿Fue preparación física y mental?
´"Casi siempre voy en Monterrey al Cerro de la Silla o al Cerro del Chipinque a correr con mi papá; siempre vamos, en vacaciones".

¿Cómo vives tu actualidad?
"Estoy muy feliz, desde niño era el sueño que tenía, no solamente yo, sino muchos niños que vienen desde abajo o jugadores que ahorita tengo de compañeros, es un sueño que es inexplicable, por tanto sacrificio y esfuerzo que tuve haber pasado; gracias a Dios, se me da la recompensa".

¿Sufriste?
"Muchísimo. No es lo mismo estar en Primera División que en Segunda División o Liga de Ascenso, sin menospreciar esas divisiones, porque tienen muy buen nivel, pero el trato es muy diferente. Estando aquí valoras todo eso".

¿Viajes en camión muy largos y cosas así?
"Sí. Hay que valorar todo, el trato... hay que seguir trabajando para seguir viviendo este bonito sueño".

Un jugador de Segunda casado, con esposa e hijos no tiene la misma fluidez económica.
"Nada comparado con Primera División, gracias a Dios, me sostuve; Él fue quien me dio mucha fuerza, voluntad y nunca me dejó bajar los brazos. Ahorita, gracias a Él, estoy cumpliendo mi sueño".

¿Llegaste a desesperarte?

"Sí te llegas a desesperar un poco, pero tienes a tu esposa, a tu hija y ahora a mi bebé, que viene en camino, a mis padres y a mis hermanas, que nunca me dejaron y eso fue una motivación extra".

¿Hubo consejos para no dejar la carrera?

"Estaba allá y hablaba con el sicólogo del Atlas, Javier Moreno, con mis padres, mis hermanas, mi esposa y mi hija, que ahí me tenía día con día. Simplemente verlos a ellos con esa gran ilusión fue lo que nunca dejó que me cayera".

Tras pasar por equipos de Segunda División y Ascenso, ¿pensaste en volver al Atlas?

"Desde la primera vez que salí a la Unión de Curtidores mi idea fue regresar y por algo no se daba esa oportunidad. Siempre he platicado con toda mi familia que por algo Dios hace las cosas y tal vez que me siguiera preparando para esta gran oportunidad, sabía que iba a llegar algo bueno por todo lo que había pasado y aquí estamos".

¿Tus padres qué dijeron con la noticia?
"Muy felices, pues era la oportunidad que se me había negado un poco, ellos también me motivaron y ahora me alegra ver que ellos son felices, porque me ven en la tele y fueron a verme al estadio. Estoy muy feliz por todo eso".

¿Por qué crees que se te negaba esa oportunidad?

"Pues yo siempre he dicho que los tiempos de Dios son perfectos, a lo mejor no había oportunidad o estaban peleando el descenso y no querían dar tanta oportunidad a los jóvenes, pero siempre seguí trabajando para estar listo para cualquier momento responder".

Ya cuándo te quedas, ¿en qué pensabas?

"Felicidad, no tenía que conformarme en ya estar en un primer equipo y relajarme, no, sabía que tenía que trabajar al doble para buscar un lugar en el once titular".

¿Qué tanto cambió tu vida en un año?

"Muchísimo, como dicen, el futbol da muchas vueltas y ahorita estoy sorprendido por todo lo que ha hecho Dios, lo que he hecho yo para estar en un equipo de Primera División".

¿Ya te empiezan a reconocer en la calle?

"Eso es bonito que la gente te reconozca por el trabajo que haces dentro de la cancha y siempre voy a dejar todo por esta playera, por este club que me vio nacer, me dio la oportunidad de estar en Fuerzas Básicas y ahora en Primera División".

Eres de Monterrey, ¿cómo fue el cambio de Ciudad?

"Tenía 15 años cuando llegué a la casa club y a los tres días cumplí 16; fue el peor cumpleaños que he tenido, no hablaba casi con nadie y nadie sabía que iba a cumplir años. La verdad sí se sufre, como un mes, más o menos.
"No me da pena decirlo, lloraba y no seré el primer ni el último al quien le sucede eso. Lloraba en las noches, extrañas a tus padres, la comida de tu mamá, pero poco a poco vas agarrando confianza con los compañeros y después se te pasa".

¿De dónde nace el apodo 'Hueso'?

"A Jahir Barraza yo le hice un apodo y se sacó la espinita, con 'Hueso' y 'Hueso'... y se me quedó el 'Hueso'".
¿Cuáles son tus planes en el Atlas?
"Primeramente era debutar, ahora el segundo paso es consolidarme y lograr grandes cosas en el club y ¿por qué no? si en Tampico lo hice y tenían mucho sin ser campeón, también quiero romper esa mala racha aquí en el Atlas. Se vale soñar".

¿Ser un referente tipo Rafa Márquez o Andrés Guardado?

"Sí me encantaría, es lo que anhelo y también, platicando con mi esposa, tengo en meta. En dos años es el Mundial (de Rusia) y al ver que hay escasez de laterales izquierdos también me motiva a seguir trabajando, ir a un Mundial y ¿por qué no jugar en Europa?".

¿Cómo fueron las horas previas a tu debut?

"Ansioso, pero estaba tranquilo, sabía que se estaba confianza en que iba a hacer bien las cosas y en el vestidor, un cafecito, salí a calentar, se me pasó todo y, gracias a Dios, salieron bien las cosas".

¿Charlaste con alguien de experiencia previo al partido?

"La mayoría se me acercaba: 'Has lo que venías haciendo, tú tranquilo'. Fue muy importante que me brindaran el apoyo todos mis compañeros y el 'Profe' Cruz".
Además de lateral izquierdo, Reyes ha jugado de carrilero, extremo, central y contención.


LUIS RICARDO REYES MORENO
Fecha de nacimiento: 3/abr/91
Lugar: Monterrey
Posición: Lateral izquierdo
Trayectoria: Monterrey (Cuarta División), Unión de Curtidores, Colima, Tampico Madero (Segunda División) y Altamira (Ascenso MX).