lunes, 27 de junio de 2016

Quiñones siente amor por la playera de los tigres.

Llegó a los Tigres de la UANL directamente de Colombia para el Torneo Apertura 2015, y debido a su corta edad (18 años), fue enviado al equipo Sub-20. Entonces, Julián Quiñones rompió la liga adjudicándose el título de goleo de la categoría, para después ser enviado seis meses a la división ascenso, tiempo en el que dice haber adquirido amor propio por la camiseta felina.

"Ya es parte de mi corazón, siento mucho amor por la camiseta ya. Me dieron la confianza de estar aquí, y eso nadie lo hace, que te acobijen. Siempre que defienda esta camiseta lo haré con el alma, y con el amor que le tengo al fútbol".

"Mi representante me comentaba que era un equipo grande, que hasta ahora es lo estoy viendo. Tenía mucha alegría, porque era la primera vez que salía del país, y ahora estoy muy contento de estar aquí", dijo el colombiano en entrevista para el portal de los Tigres.

El seleccionado juvenil de su país reconoce haber crecido mucho profesionalmente, con la experiencia de jugar un torneo en el Ascenso MX, donde se ganó la confianza del técnico a sus apenas 19 años de edad.

"Fue la experiencia mas bonita que tuve. Me sentí seguro, me hizo bien irme a Venados, porque tomé confianza; nunca me desesperé, y eso es importante".

"Yo no me sentía seguro de estar en un equipo tan grande, allá tomé confianza y cuando regresé me sentía más seguro de estar acá", señaló la 'joyita' de la escuadra universitaria.

Julián fue incluido en la plantilla de 29 futbolistas para la presente temporada, donde destaca un gran número de elementos no nacidos en México, y pocos jugadores canteranos. Ahora, el futbolista cafetalero intentará ganarse la confianza del técnico, a pesar del secreto a voces de que el 'Tuca' no utiliza jugadores juveniles.