miércoles, 6 de julio de 2016

El sueño se convirtió en pesadilla.

El sueño se convirtió en pesadilla.

Un día después de ser seleccionado a su primer Juego de Estrellas, Marco Estrada fue colocado en la lista de incapacitados de 15 días (retroactivo al domingo) debido a una dolencia en la espalda baja, por lo que no participará en el "Clásico de Media Temporada" de Grandes Ligas.

"Desafortunadamente, mi peor pesadilla se volvió realidad. A la larga, esto es lo correcto", aseguró el pitcher mexicano (5-3), que se perdió las prácticas primaverales y el inicio del rol regular por esta misma lesión.

Estrada, que presume la tercera mejor efectividad de la Liga Americana (2.93) y el promedio de bateo en contra más bajo de las Mayores (.173), planea acudir al Petco Park, de San Diego, el próximo martes, y formar parte de las festividades.

El sonorense, que cumplió 33 años el martes, ha estado batallando con su espalda desde mediados de junio, y el lunes, recibió cuatro inyecciones de cortisona para ayudar a aliviar el dolor. Estaba programado para abrir hoy ante los Tigres.

El mánager de los Azulejos , John Gibbons, confirmó que Estrada lanzará hasta el 22 de julio contra los Marineros.