jueves, 9 de junio de 2016

Violencia en la Eurocopa por ingleses y rusos

Otra vez los disturbios y la violencia en las calles de la ciudad francesa de Marsella y también de Niza, le dieron color rojo a la Eurocopa.

Antes del duelo, aficionados de las selecciones de Inglaterra y de Rusia se enfrascaron en una batalla campal que arrojó varios heridos, algunos de ellos de gravedad.

Lo que podría imaginarse como un evento que uniría a las naciones del continente europeo, ha servido como campo de batalla en el que ha aflorado la barbarie. Miles de hooligans encontraron en las calles francesas el espacio ideal para sembrar el terror.

Aunque se habían anunciado innumerables medidas de seguridad para evitar cualquier percance durante el campeonato, hinchas ingleses y rusos se encargaron de pulverizar cualquier esfuerzo en Marsella.

Seguidores en estado crítico luego de ser heridos, han marcado a la actual Eurocopa como la Eurocopa de la vergüenza, se dejaron de contar goles para enumerar heridos.

Antes del encuentro que disputaron Inglaterra y Rusia en Marsella, hasta 31 personas resultaron heridas y trasladadas a diversos centros de salud.

Las bengalas aparecieron en las gradas del estadio y por si todo eso no fuera suficiente, a la conclusión del partido se vivieron varias situaciones críticas con aficionados saltando las vallas de seguridad y protagonizando enfrentamientos violentos.

Por si lo de Marsella no fuera suficiente, Niza también sufrió las disputas entre los seguidores de Irlanda del Norte y Polonia. Los incidentes de Niza dejaron siete heridos.

A través de las redes sociales, el ex jugador inglés Gary Lineker hizo una autocrítica y señaló a los hooligans ingleses como los culpables de lo sucedido.