martes, 10 de mayo de 2016

Tigres y Rayados O se portan bien o cárcel

El Gobernador Jaime Rodríguez informó que 2 mil 350 elementos de diferentes corporaciones vigilarán la seguridad de los asistentes a los dos Clásicos Regios de la Liguilla.

La reunión fue realizada en el Palacio de Gobierno a donde acudieron Alejandro Rodríguez, presidente de los Tigres, Tonatiuh Mejía, vicepresidente administrativo de Rayados, los alcaldes Adrián de la Garza, de Monterrey, Francisco Cienfuegos, de Guadalupe y Víctor Fuentes, de San Nicolás, así como mandos policiacos.

Mientras se realizan los operativos, detalló, se pedirá al Ejército y la Policía Militar que realicen patrullajes en la Ciudad para mantener la tranquilidad también en las calles.

El Mandatario pidió a la afición de ambos equipos tener un buen comportamiento para que no se les aplique la reforma al Código Penal que ahora castiga hasta con cuatro años de prisión la violencia en estadios.

"Que no sea ninguno el que vaya a estrenar la nueva ley porque habrá cárcel", dijo Rodríguez.

"Les pedimos a ambas barras que se porten bien, el juego es para disfrutarse, no para pelearse porque aplicaremos la ley a quien no se porte bien. Esto no es todos los años y hay que disfrutarlo. Y a todos que no tengan boleto que no vayan para no entorpecer el tráfico ni generar problemas", comentó.

HABRÁ RETÉN PARA LA ADICCIÓN
El Alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes, informó tendrán muy vigilada a la barra de los Rayados La Adicción, en su caravana al Estadio Universitario para el juego de ida del miércoles.

"Ellos se reúnen en la plaza de toros y de ahí caminan hacia el estadio y se montará un retén en el cruce de la Avenida Universidad y Los Ángeles y a aquel que no traiga boleto será desviado en ese cruce por la Avenida Guerrero hasta que sean disueltos", comentó Fuentes.