lunes, 9 de mayo de 2016

Preparan la seguridad en el clásico regio

Los aficionados regios se están saboreando por el clásico regio que se disputara en los cuartos de final de la liguilla del futbol mexicano, los equipos de seguridad se preparan para cuidarlos.

Ante los problemas que pasaron en los otros clásicos con pleitos entre las barras al toparse afuera del estadio BBVA Bancomer, las cuerpo s de seguridad están tomando medidas muy fuertes para el juego de ida en la liguilla este miércoles del estadio universitario.

Eso y además de que las barras de ambos equipos han participado en sucesos violentos durante el torneo, los de La Adicción quemando butacas en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla y los Libres y Lokos participando en una bronca campal con seguidores de Santos en el Estadio Corona.

Tomando en cuenta esos antecedentes y la importancia del partido, se agregaron 200 elementos más al operativo de seguridad que habrá el miércoles en el Uni.

En total serán 2 mil 350 elementos los encargados de llevar el orden y la paz en los alrededores, afuera y adentro de la casa de los Tigres.
"Antes eran 2 mil 150 uniformados, ahora se agregarán 200 más para tener mejor cubierta la llegada, estancia y salida de los aficionados al Clásico", expresó ayer una fuente de la Policía de San Nicolás.

La seguridad sería conformada por policías municipales de San Nicolás, agentes de Tránsito, Policía montada, motorizada, canina, y de inspección, todos en coordinación con Fuerza Civil, policía municipal de Monterrey y elementos de seguridad privada del estadio y el Club Tigres.

"El operativo sería similar al de Clásicos anteriores, pero ahora reforzado. Sabemos que la porra del Monterrey se reúne en los alrededores de la plaza de toros y desde ahí habrá una coordinación con el municipio de Monterrey", dijo la fuente.

Se estima que la caravana de La Adicción al Universitario tenga un retén a la altura de la estación del Metro Niños Héroes y a partir de ahí se dejará pasar sólo a los aficionados que traigan boleto del partido, mientras que el resto será retirado por la Avenida Guerrero.