viernes, 29 de abril de 2016

Pumas se juega el pase a la liguilla con el Querétaro.

Pumas esta por complicarse todo, así como tanto lo desea.

Apenas le llego el equipaje que venía desde Venezuela, con la derrota uno por cero con el deportivo Táchira en la libertadores, el conjunto universitario hizo un nuevo viaje, a hora con destino a Querétaro donde se disputa el pase a la liguilla.

El conjunto auriazul se niega a morir antes de tiempo, sobre todo cuando sus 21 puntos lo tienen de momento con el último boleto a la Fiesta Grande pese a todo el desgaste de jugar de siete a ocho partidos por mes, al estar en dos competencias.

"No es fácil, cuesta, partido tras partido se va notando, pero el equipo tiene unos deseos grandes y a veces eso hace mover más que el propio físico. Me refiero al corazón, a la entrega, a los deseos", consideró Guillermo Vázquez, director técnico de los Pumas.

"En los dos tenemos la posibilidad. Enfrentaremos al Querétaro y ya después de ese resultado a lo mejor se aclara el panorama y decidamos por uno. Hasta ahora, como el equipo lo ha decidido, es pelear por los dos".

Frente a Gallos Blancos, hoy a las 19:30 horas en el Estadio Corregidora, los Pumas tienen el reto de lograr por vez primera dos victorias consecutivas como visitante en el torneo.

"El equipo siempre ha estado enfrentando los retos de esa manera, este es un equipo muy dispuesto", aseveró el DT.

"Sabíamos desde un principio que en estos 10 días íbamos a tener cuatro compromisos importantes, pasamos el primero que todavía falta esperar la vuelta y ahora a la Liga mexicana donde tenemos posibilidad de pelear por un lugar en la Liguilla".

Gallos tiene 16 puntos y aún araña una esperanza de Liguilla.