lunes, 14 de marzo de 2016

Rayados por una marca histórica

Con su triunfo ante Morelia, los Rayados no sólo pusieron un pie y medio en la Liguilla, también agarraron vuelo para alcanzar una marca histórica del club.

Cuando restan 21 puntos por disputar, los albiazules están a 12 de alcanzar su mejor cosecha en torneos cortos, aquella del Bicentenario 2010, cuando terminaron el torneo con 36.

Con 24 puntos obtenidos de 30 posibles, el Monterrey va en camino hacia un temporadón que a diferencia de aquel Bicentenario, ahora espera coronarlo con el campeonato.

De las unidades por disputar, 12 las disputará en el Estadio BBVA Bancomer y 9 de visitante.

La ventaja para Rayados al jugar de local es que en el "Gigante de Acero" aún mantiene su etiqueta de invicto desde su inauguración en partidos de Liga con un récord de 9 triunfos y 4 empates en dos torneos.

Para alcanzar la cifra de 36 puntos, el "Turco" y sus pupilos requieren de 12 unidades más, mismos que alcanzarían ganando los cuatro partidos que les quedan como local.

Sus rivales en casa serán Chivas, Chiapas, Querétaro y Toluca, mientras que a domicilio, La Pandilla visitará a León, Tijuana y América.

En aquel Bicentenario 2010 a estas alturas, el Monterrey llevaba 23 unidades, una menos que en el presente Clausura 2016. Además en el 2010, los Rayados eran sublíderes, dos puntos menos que el líder Chivas, y ahora son el superlíder con 5 puntos de ventaja sobre el segundo lugar, León, que tiene 19.

En el Bicentenario, La Pandilla de Víctor Manuel Vucetich hasta la jornada 10 llevaba 7 victorias, 2 empates y 1 derrota, mientras que el Monterrey de Antonio Mohamed suma 8 triunfos y 2 descalabros.

De la jornada 11 a la 17, los Rayados del 2010 sumaron 13 unidades, producto de 3 victorias y 4 empates. Al final fueron el superlíder con sólo una derrota en el torneo, una que sufrieron en la fecha 2 ante el Atlas; ahora los Rayados ya tienen dos derrotas, sin embargo, aún no conocen el empate.

Ya eliminados de la Copa MX, al Monterrey no le queda de otra más que mantener el paso triunfal hasta la Liguilla y tratar de alcanzar el campeonato, o de lo contrario, el actual paso quedará como un simple recuerdo, así como en el Bicentenario 2010, cuando fueron echados en Cuartos de Final por el Pachuca.

Por Juan Carlos Jiménez