lunes, 28 de marzo de 2016

La responsabilidad en los guantes de Gudiño

El portero de la sub 23 Raúl Gudiño tiene en sus manos la responsabilidad: de salvar a su equipo Uniao Madeira y abrir las puertas de portero mexicano en Europa.


En la posesión en la que menos se le complica al entrenador de la sub 23, y es la que más pone a pensar a los clubes europeos, Gudiño a los 19 años, ya es titular en la primera división de Portugal y tiene muy grades pasividades de estar en el juego contra Portugal en la sub 23.


"Se tiene la responsabilidad porque no nada más nosotros nos representamos, sino a todo México, a todo el País, nos abre puertas, no sólo a los más jóvenes sino a muchos futbolistas que quieran jugar en Europa, para que vean que el mexicano tiene calidad y la actitud para sobresalir.

"El nivel está, la calidad está y el portero tiene todas las herramientas necesarias para competir en cualquier parte del mundo", confiesa el portero a CANCHA vía telefónica.

Guillermo Ochoa pudo emigrar a Europa hasta sus 26 años y aun hoy pica piedra. Porteros de exportación como Jorge Campos u Oswaldo Sánchez nunca cruzaron el Atlántico. Gudiño le pertenece al Porto, especialista en el negocio de la compra-venta y que coloca a sus jugadores en equipos de más prestigio.

El técnico de la Sub 23, Raúl Gutiérrez, advirtió que convocó a Raúl porque quería probarlo aprovechando la estancia en Portugal. En el primer duelo de la gira, contra Japón, utilizó a los otros dos guardametas.

Gudiño empieza a ser constante en la plantilla que se perfila para los Juegos Olímpicos.

"Primero se plantean metas a corto plazo, es un honor para mí el portar la playera de la Selección. Uno no puede decir que tiene que ser titular, eso lo decide el entrenador, uno trabaja y juega a tope para llegar al 100 a la competición y si Dios quiere y todo se da bien podamos participar y defender ese gran escudo que nos ha dado muchas satisfacciones a varios.

"Uno lo piensa, imagina y sueña con ello, no podemos decir que uno va a ser titular u otro, el lugar es del que quiera más, el que trabaje mejor y esté en mejor forma, no toca más que seguir día a día y preparado para cualquier cosa", mencionó.


Muy bien percibido

Raúl Gudiño advierte que el futbolista mexicano ya goza de una buena distinción en Europa.

Lo dice el portero del Uniao Madeira, pero quien pertenece al Porto, club en cuya nómina están Héctor Herrera, Miguel Layún, Jesús Corona y Omar Govea, además del cedido Diego Reyes.

"Se le ve con esa garra de ser latino, esa energía y coraje de querer ser más, ser ambicioso. Eso nos ayuda a todos. Uno sacrifica mucho de dejar familia y todo, pero uno está haciendo lo que quiere y eso lo lleva a soñar en grande", mencionó el guardameta.

La calma que exhibe Gudiño al hablar de sus planes contrasta con su ascenso profesional. En 2013, acaparó reflectores por su desempeño en el Mundial Sub 17 y desde entonces a la fecha emigró de Chivas al Porto B, fue inscrito como portero en el primer equipo y ahora es titular en la Primeira Liga.

"Lógicamente no es nada sencillo (emigrar), fue algo difícil, pero lo tomé como una meta, un reto que me planteé desde pequeño. Ahora que lo tengo lo valoro muchísimo, demasiado, no pienso desperdiciar ni un solo día sin llegar a mis sueños ni mis metas.

"Puede ser difícil, mi familia me ha ayudado mucho, mi esposa también, en estar tranquilo, ir paso a paso, seguir persiguiendo sueños. No es fácil, llega muy rápido, es algo que no esperas, pero lo que a uno le toca es tener la paciencia, la tranquilidad y humildad, porque cosas que ahora tienes antes no las tenías, entonces creo que te eso ayuda a valorar más la vida, no sólo en cuestiones futbolísticas, sino como persona", expresó.